Día del Niño en Guatemala

Lic. Byron Otoniel Pineda Solares

Supervisor Académico Nivel Medio

Dirección Nacional Colegios Verbo

El 1 de octubre se conmemora el Día del Niño en Guatemala, como una iniciativa por parte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 1954, su objetivo es promover el bienestar y los derechos de los niños en el país.

 

El origen de esta celebración fue creado para conmemorar a las víctimas infantiles de la Primera Guerra Mundial. Un año después, durante la Conferencia Mundial sobre el Bienestar de los Niños que se realizó en Ginebra, se declaró oficialmente que el 1 de junio de 1925 sería el Día Internacional del Niño y en 1989 entró en vigor la Declaración de los derechos de los niños.

La esencia de los derechos de los niños es combatir la desigualdad y promover un país que brinde oportunidades para los más pequeños, y crear espacios dignos y seguros.

 Los derechos que se pueden mencionar son: juego, sana alimentación, hogar, salud, educación, vida y familia. Dios habla sobre los niños y lo importante que ellos y ellas son para Él. Los niños son un regalo de Dios, son Su herencia.

Salmos 127:3 “He aquí, herencia de Jehová son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre”. RVR1960.

Dios valora a los niños, podemos observarlo en Marcos 10:13-16 “Empezaron a llevarle niños a Jesús para que los tocara, pero los discípulos reprendían a quienes los llevaban. Cuando Jesús se dio cuenta, se indignó y les dijo: «Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de Dios es de quienes son como ellos. Les aseguro que el que no reciba el reino de Dios como un niño de ninguna manera entrará en él». Y después de abrazarlos, los bendecía poniendo las manos sobre ellos, por esto no podemos olvidar orar por los niños que Dios pone en nuestro camino.

No olvidemos orar por los niños que Dios pone en nuestro camino.

Los niños son las semillas de nuestro futuro, y para los Colegios Verbo, ellos son una bendición y una recompensa, les amamos. ¡Feliz día del niño!

Lic. Byron.

Bicentenario de Guatemala

Lcda. Delia Betzabe Estrada

Directora General

Colegio Verbo Álamos Primaria

Dios me permitió nacer en una nación llena de recursos naturales maravillosos, desarrollarme con personas de buen corazón que han enriquecido mi vida con las mejores experiencias, y también formar parte de una institución por más de 25 años, la cual ha sido una escuela de vida, después de la formación de mis padres. Me siento feliz y orgullosa de ser guatemalteca.

 

Hablar de doscientos años de independencia, libertad, valores cívicos, morales y espirituales no es cualquier cosa, pues conlleva una gran responsabilidad por todo lo que esto representa. Como educadora, a lo largo de muchos años, he tenido la oportunidad de formar a estudiantes con principios y valores, que al recordar el pasado y luego ver los frutos de una semilla sembrada en ellos, e identificarlos como ciudadanos exitosos, emprendedores y personas que tienen temor a Dios, es una satisfacción de una labor cumplida.

Los guatemaltecos celebramos cada septiembre a nuestra patria, la independencia y la libertad.

Celebrar 200 años de la independencia de Guatemala es también recordar un momento especial de cooperación colectiva en la lucha por un mejor país.El bicentenario, es una buena ocasión para meditar, ¿qué hago yo por mi país?, es una oportunidad para que todos analicemos y corrijamos el camino. Aprovechemos las conmemoraciones para reflexionar que como guatemaltecos somos bendecidos por vivir en un país con una gran riqueza cultural y recursos naturales que nos hacen diferentes a otras naciones.

“La flora y fauna que tiene Guatemala ha sido determinada como mega diversidad, ya que nuestro país es una de las 19 naciones con mayor diversidad biológica”. (Prensa Libre 10 agosto 2021).

El mundo está pasando por momentos complicados, enfermedad, guerra, fenómenos naturales, cambio climático, entre otros. Pero solo buscando el rostro de Dios encontraremos el cambio que nuestro país necesita. Escribamos una nueva historia.

Dios en su infinito amor nos dice “Y guarda sus estatutos y sus mandamientos, los cuales yo les mando hoy, para que te vaya bien a ti y a tus hijos después de ti, y prolongues tus días sobre la tierra que Jehová tu Dios te da para siempre”. (Deuteronomio 4:40)

Miss Betzy.

La Alegría de vivir

Lcda. Shirley Mejia Aniz

Directora General

Colegio Verbo Xela

Cada 1 de agosto se celebra el Día Mundial de la Alegría, este día se hace propicio para reflexionar sobre la trascendencia de este sentimiento en la vida del ser humano. En Colegio Verbo hoy hacemos énfasis en el poder transformador de este sentimiento en la vida y es que, la vida en sí misma es un generador constante de alegría, podemos decir que la alegría es un sentimiento vital, es un regalo de Dios.

Hoy más que nunca es importante detenernos a reflexionar sobre la importancia de la alegría en la vida, pues estamos viviendo una crisis mundial que está afectando la felicidad de los seres humanos, entonces ¿cómo podemos ser felices en un momento tan complicado? Sin duda alguna, en medio de las circunstancias que afrontamos, Dios nos recuerda que él tiene el control de todas las cosas. Jeremías 29:11 nos recuerda que Dios tiene planes de bien para nosotros: “Solo yo sé los planes que tengo para ustedes. Son planes para su bien, y no para su mal, para que tengan un futuro lleno de esperanza”, es por ello que no debemos permitir que los momentos más especiales de nuestra vida se nos escapen de las manos. La vida es corta y el tiempo pasa muy rápido, debemos atesorar en nuestro corazón los momentos de alegría, no nos limitemos a sentir el gozo y la alegría que Dios quiere para nosotros, aún en medio de cualquier dificultad.

En Colegio Verbo, a través de la educación basada en principios y valores, recordamos a cada momento que debemos alegrarnos y dejar que nuestro corazón se llene de la paz que solo Dios puede darnos. Creemos que en nuestros niños, desde su más tierna infancia, se debe fomentar la alegría de vivir y compartir, y este debe ser uno de los elementos primor- diales de su personalidad educativa. Una educación basada en principios y valores nos compromete a fomentar en cualquier etapa, una actitud de alegría, bondad, amor y paz, pues como hijos de Dios nos caracterizamos por ello.

Los Principios y Valores que enseñamos y vivimos en Colegio Verbo, permitirán que contribuyamos significativamente a una sociedad que está necesitada de amor, gozo, paz, fe y esperanza.

Por último, no nos conformemos con sentir la alegría dentro de nosotros mismos, hagamos que ésta se extrapole y contagiemos a quienes nos rodean con palabras, actitudes y gestos que bendigan su vida. Aprendamos a no perder ni un instante en lamentaciones o quejas, pues la verdadera alegría nace siempre de la bondad de nuestras acciones y de nuestras intenciones. Hacer el bien cada día a aquellos con quienes convivimos generará en nosotros gran satisfacción interior que se traducirá en la verdadera alegría de vivir.

“Alégrense siempre en el Señor. Insisto: ¡Alégrense!” Filipenses 4:4

Miss Shirley Mejía

Las Palabras Pueden Moldear Tu Vida

Lcda. Glendy Pérez de González

Direrctora General de Colegio Verbo Naranjo

Hace varios años, durante mi niñez, aprendí que el lenguaje, las palabras, las ideas y los sueños, están determinados por quien las habla y en efecto, por quien las escucha. Les cuento más adelante…

 

Es bien sabido que las palabras tienen poder, nuestro Dios mismo abrió su boca, dijo la Palabra y fue hecho. En el preescolar se cantaba un coro que decía algo así: “Con tu poder, creaste los cielos, creaste la tierra, Señor, con tu Palabra al mundo afirmaste, afirma mi vida Señor, que Tu Palabra germine en mí y vida me dará, refresca mi alma y alivia mi ser, Tu Palabra, lo hará”.

Fuente: Club Peregrinitos.

Interesantemente, después de cantarlo con todas las fuerzas, los niños volvían a la calma y seguíamos aprendiendo en la hermosa jornada escolar. El canto tiene una promesa y una verdad.

 

Las palabras no son solo palabras, son sentimientos, visión, destino, son las que moldean la vida del que las dice y del que las recibe: “No es lo que entra en la boca lo que contamina al hombre; sino lo que sale de la boca, eso es lo que contamina al hombre”. Mateo 15:11

A lo largo de este año y no hablo del que va en curso sino del que inició el 16 de marzo de 2020, hemos pronunciado palabras de inconformidad, de rechazo a la situación, de preocupación, irritación y de angustia que, aunque es válido, han debilitado nuestro contentamiento y nuestra esperanza, por lo que es muy necesario poner un guarda en nuestra boca o quizás instalarlo más adentro, en el corazón que es la fuente de lo que hablamos.

En libro 7 ½ Lessons about the Brain, de Liza Feldman Barret, (2020), indica que el poder de las palabras no es una metáfora, el poder está en nuestras conexiones cerebrales.

 

El texto pregunta sobre el porqué de los efectos tan amplios de las palabras sobre nosotros, y explica que muchas regiones del cerebro que procesan el lenguaje también controlan el interior del cuerpo. Los científicos le llaman “La red del lenguaje” que conduce la frecuencia cardíaca hacia arriba o hacia abajo, ingiere sobre la glucosa que ingresa al torrente sanguíneo, e incluso cambia el flujo de químicos que apoyan el sistema inmunológico.

Con el tiempo, cualquier cosa que contribuya a un stress crónico, podrá agobiar el cerebro gradualmente, esto incluye agresiones verbales, ofensas, rechazo y negligencia.

 

Somos libres para hablar y actuar, pero no podremos librarnos de las consecuencias de lo que decimos y hacemos. Sea bueno o malo. Esto es un dilema fundamental de la condición humana: Lo mejor para un sistema nervioso es otro ser humano y la peor cosa para un sistema nervioso es otro ser humano. “El hierro con hierro se afila y un hombre aguza a otro” Proverbios 27:17

¿Alguna vez ha escuchado sobre el efecto Pigmalión? en psicología y pedagogía, se refiere a la potencial influencia que ejerce la creencia de una persona en el rendimiento de otra. Una profecía autocumplida, es una expectativa que incita a las personas a actuar en formas que hacen que la expectativa se cumpla. Esto es simplemente maravilloso, habla tu destino, no tu circunstancia. “Te he puesto por padre de muchas naciones. Y lo es delante de Dios, a quien creyó el cual da vida a los muertos y llama las cosas que no son como si fueran”. Romanos 4:17

Tengo algo pendiente que contarles, y es que cuando era niña tuve muchos problemas de salud principalmente en las vías respiratorias, les confieso que nunca quería ir a estudiar los lunes, y mi papá me autorizaba la ausencia por mi delicada condición, sin embargo, no era un día de descanso, debía aprender 10 palabras con definición de diccionario, 10 capitales del mundo y dos letras de canciones que él elegía, fueron tantos lunes, que casi le di la vuelta al mundo. Pero el tema principal es que mi papá siempre creyó en mí, decía que tenía una memoria asombrosa, que mi capacidad de análisis era alta y que mi inteligencia era superior.


Regularmente me sanaba cuando al volver, yo orgullosa de mi logro, sacaba de mi memoria la tarea y sacaba de su boca alegría y satisfacción, este recuerdo me acompañan hasta hoy. Él falleció cuando yo tenía 11 años.

Cuando cumplí 7, pedí la Barbie del momento, una que traía varios vestidos y la anunciaban constantemente en TV. al final del anuncio se escuchaba: Mattel, ¿qué creen que recibí? “Un libro de exégesis bíblica” lloré, hasta que me invitaron a predicar a los 14 años y sin saber qué hacer, encontré el mejor libro de consulta. Creo que mi papá sabía lo que hacía.


No sugiero que mi vida sea maravillosa o que en efecto mi inteligencia sea superior, sin mi padre, mi vida se tornó cuesta arriba, pero sus palabras me ayudaron a creer que podía prepararme para las dificultades de la vida, él fue el primero que me habló de Jesús ¡Su paternidad es indiscutible!
– Salmos 68:5

Mientras agradezco el favor de su lectura, les pido que vayan con el autor del universo, Él sabe de sus vida, de sus batallas y de sus temores, sabe cuánto aman a sus hijos y todos los sacrificios de amor por ellos, ¿saben?, sus hijos son de Él, no hay nada que temer, puede presentarlos ante Él. Él sabe cómo enmendar todo, incluso las palabras. Él hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, Malaquías 4:6.

 

Luego, cuide sus diálogos con usted mismo, recuerde quién es, recuerde que fue comprado por alto precio y que su vida es amada, aceptada y valiosa, su vida no es este momento, su vida es eterna y está asegurada.

Por último, le invito a hablarle a sus hijos con la atención y el cuidado que un artesano presta para moldear esa pieza única, elegante, valiosa y que le ha sido encomendada. Por supuesto que no quiere quedar mal ante tal pedido, ¡no puede fallar!, tendrá la habilidad de exhortar, motivar, reprender, de enseñar, corregir, de levantar, de revivir, de enfocar, ¡claro que podrá!, usted y yo sabemos que tiene en sus manos un hijo único e irrepetible, y que tiene el honor temporal de hablar sobre él, al final de los tiempos, su hijo también repetirá las palabras a sus hijos y entonces podremos ver la bendición de generación a generación

Con esperanza,

Miss Glendy.

Nada es igual y eso es bueno

Lcda. Anabelle Mazariegos Rivadeneira

Direrctora General de Colegio Verbo Chimaltenango 

Al iniciar este ciclo escolar había mucha ansiedad y expectativa, deseábamos que fuera un mejor año.

 

Estos sentimientos se hicieron presentes en el ámbito escolar, las interrogantes eran ¿cómo sería la bienvenida a los estudiantes?, ¿cómo sería el inicio de clases?, ¿cómo será la implementación de la nueva plataforma? y muchas más.

La resistencia ante lo nuevo no se hizo esperar, empecé a recibir los comentarios de padres de familia que manifestaban su inconformidad, las interrogantes eran, ¿por qué debemos cambiar, por qué hacer algo nuevo cuando ya nos habíamos acoplado, por qué tenemos que continuar así, por qué, por qué, por qué. Las emociones que más se han evidenciado durante el proceso de clases virtuales son: miedo, enojo, frustración, desesperación, estrés, ansiedad y todo lo negativo que conlleva un cambio no deseado.

Ante lo expuesto, vale la pena hacer la pregunta, ¿hay algo bueno en las clases virtuales?, ¿se puede disfrutar este proceso?, ¿puedo realmente disfrutarlo como estudiante, como madre o como docente? Indiscutiblemente, la respuesta es sí.

Eclesiastés 3.11 declara, “todo es hermoso en su tiempo”, entonces, por qué no disfrutar este proceso. Los cambios nos sacan de nuestra zona de confort, si contamos con la correcta motivación, disfrutamos los cambios que hemos planificado, sin embargo, cómo lograrlo ante un cambio no deseado como lo son las clases virtuales. Es necesario aprender a disfrutar y encontrar los aspectos positivos de esta modalidad, aunque no haya sido deseada.

Durante la primera semana de enero, recuerdo hablar con una mamá y me contaba lo emocionada que estaba por iniciar el ciclo escolar “virtual”, ella sonreía y manifestaba lo divertido que era escuchar las ocurrencias de cada niño, ver la creatividad de las maestras y pensaba lo afortunada que era al tener los recursos para que sus hijos no suspendieran el proceso de aprendizaje, al contrario, estaban aprendiendo nuevas formas de aprendizaje. Sus palabras fueron “es una tristeza que no pueda quedarme en casa y ser partícipe de todo, debo trabajar, pero mis hijos disfrutan estar en el colegio aún de forma virtual”.

Toda la ansiedad y estrés que pude haber acogido en mí al pensar lo “complicado” que sería el año escolar, desapareció en un instante. Me sentí avergonzada al no tener la confianza y fe en Dios, había confiado en mis fuerzas y en mi prudencia y no en el perfecto plan que Él tiene. Mi perspectiva cambió y comencé a agradecer todo lo bueno de esta modalidad y comprender que “nada será igual y eso es bueno”.

Somos libres para hablar y actuar, pero no podremos librarnos de las consecuencias de lo que decimos y hacemos. Sea bueno o malo. Esto es un dilema fundamental de la condición humana: Lo mejor para un Si aprendemos a vivir la vida, con el “Carácter de Cristo”, entenderemos los tiempos perfectos de Dios y sabremos que nada se escapa a su perfecto plan. Me emociona ver las clases de los pequeños de “Preparatoria”, no veo a un grupo de niños frustrados ante una computadora quejándose de algo nuevo, al contrario, veo sus ojos que brillan por descubrir nuevas herramientas, por poner en práctica lo aprendido y por adquirir algo nuevo día a día. Al “ser como niños” podemos disfrutar de un nuevo aprendizaje, sin los populares paradigmas, tales como “no sé, me cuesta, es complicado o es muy difícil”.

Debemos aprender a ver los retos como oportunidades de crecimiento que nos permiten encontrar la forma de solucionarlo y generando en nuestra mente nuevas opciones que nos permitan disfrutar el aprendizaje. ¿Es esta una fórmula mágica para evitar la frustración? de ninguna manera, pero entender que la frustración no es mala y aprender a gestionarla, nos evita vivir estresados y enojados.

 

Se puede disfrutar del proceso de clases virtuales, pero necesitamos un cambio de paradigma para comprenderlo y sobro todo entender que la vida nunca será igual y eso es bueno.

Miss Anabella.

Y se rie sin temor al futuro

Lcda. Jullissa América Emilse García Gaitán

Direrctora General de Colegio Verbo Álamos 

Hace un año, me invitaron a participar en un homenaje a la mujer y me solicitaron que escribiera una carta dirigida a mi yo del futuro.


Al ver esa hoja en blanco frente a mí y trasladarme 10 años al futuro, me percaté de lo incierto que es… de lo impredecible que resulta pensar en lo que acontecerá en el mañana; sin embargo, allí con esa hoja en blanco que esperaba ser llenada con un torrente de ideas y sueños por cumplir, no pude más que ver el pasado.

Al darme cuenta que, en cada día, tanto en los llenos de sol como en los más oscuros, en batallas libradas o triunfos celebrados, en cada lágrima derramada, en cada risa expresada, siempre Su gracia, Su favor, Su amor me impulsó. Allí, en ese momento, me llené de confianza, de seguridad, de paz, pues solo cuando experimentas la fidelidad de Dios confías en Él para lo que viene.

 

Con esa verdad en mente, le escribí a mi futuro yo. Primeramente, le recalqué que no soy la mujer perfecta, nos soy la madre perfecta y no soy la esposa perfecta, que entendí que la perfección no existe, lo que si existe es el perfecto amor de Dios que echa fuera el temor y cuando me recubro con ese amor me revisto de fortaleza y dignidad: “Está vestida de fortaleza y dignidad, y se ríe sin temor al futuro.” Proverbios 31:25. NTV

Es muy emocionante pensar cómo en el principio de las cosas, todo lo que Dios hizo, lo hizo pensando en el hombre, para que pudiera desarrollarse, pero éste se convirtió en un mal mayordomo, sembrando de forma inadecuada y ahora, después de miles de años vemos cómo estamos cosechando una tierra que ha sido dañada por una criatura tan pequeña.

Sonreír al futuro, ¡qué grande hazaña¡! Especialmente en ese papel tan multifacético que representamos como mujeres y ¡como madres! pero si lo vemos cuidadosamente, sonreír es un reflejo de lo que hay en el interior, y cuando en nuestro interior estamos llenas de esa paz de Dios que supera todo lo que podamos entender, esa paz cuidará nuestro corazón y mente y así sonreiremos con tranquilidad viendo al futuro, porque el corazón está confiado.

 

Qué maravilloso es vivir confiada, despertar cada mañana sabiendo que hay un futuro por delante y que como mujer afronto segura el porvenir: En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado. Salmo 4:8

Ahora, en el versículo que encabeza el título de este blog, viene otro tema “vestida de fortaleza y dignidad”, analicemos:

 

Fortaleza: Según Noah Webster 1821, se refiere a: poder de resistir ataques; solidez como la fuerza de un castillo o fuerte.

 

Dignidad: Noah Webster 1821 enfatiza que la dignidad hace referencia al verdadero honor, a la nobleza y elevación de la mente que consiste en un alto sentido de propiedad, verdad y justicia, rechazando totalmente todas las acciones que pueden perjudicar a otros. En este sentido, podemos interpretar que se habla de la dignidad del espíritu y la dignidad de los sentimientos.

Este incursionar tecnológico se ha logrado de una forma amigable, motivados a explorar cada uno de los recursos educativos y favoreciendo el desarrollo de competencias de nuestros estudiantes, quienes ahora se presentan ante la sociedad con un agregado de habilidades educativas tecnológicas. Hoy podemos estar seguros que, no solo estamos preparando a los estudiantes en las diferentes ciencias y artes sino, que están siendo capaces de adaptarse y manejar cómodamente herramientas como: blogs, foros virtuales, gamefication, entre otros términos que los han fortalecido en su formación académica.

El atuendo perfecto para vestir diariamente. Fortaleza de carácter para ser prudente y justa en su papel ante la sociedad, una mujer de fortaleza y no solo una mujer fuerte que no teme a nada, sino una mujer que demuestra valor en medio de su temor, que sabe que en ella se encuentra una fortaleza para proteger a los suyos porque a su vez su refugio está en Dios. Y dignidad de conducta propio de una mujer que es puesta en un lugar de honor porque refleja en sí misma la gloria y magnificencia de Dios.

Este es un mes para celebrar a mujeres fuertes y dignas que son fieles a Dios y que han sido creadas para vivir sonriendo al futuro, cuyo secreto es la confianza que tiene en Dios.


…Entonces hablando al futuro, le diría sonriendo: eres una mujer fuerte y digna que no tiene temor, que vive confiada y afronta segura el porvenir.

Miss July.

La Tierra

Rocio Alejandra Delgado Zuñiga

Coordinadora de Nivel Medio Colegio Verbo Zacapa

La palabra Tierra, me evoca a las escrituras en el primer capítulo del libro de Génesis en sus primeros versículos donde nos muestra cómo Dios, nuestro creador, tomó el tiempo necesario para crear todo aquello lo cual ahora vemos y disfrutamos.

 

Es oportuno resaltar que la tierra es el único planeta de nuestro sistema solar que sabemos tiene las condiciones necesarias para que exista vida. Pensar que Dios tuvo cuidado de cada cosa, desde la semilla que cae a tierra y se convierte en un arbusto, el cual luego da fruto y nos alimenta, los animales, las plantas, el agua, la luz solar y todos los pequeños detalles que cada día nuestros ojos pueden apreciar y de los cuales nos beneficiamos, quedamos maravillados de todas las cosas buenas que ésta nos provee.

Pero sabes, toda la perfección que Dios nos regaló se vio afectada, he aquí una frase de Santiago Kovadloff, que nos hace detenernos a pensar en las condiciones de nuestro planeta hoy en día, la cual dice: “Durante centenares de miles de años, el hombre luchó para abrirse un lugar en la naturaleza. Por primera vez en la historia de nuestra especie, la situación se ha invertido y hoy es indispensable hacerle un lugar a la naturaleza en el mundo del hombre”.

Es muy emocionante pensar cómo en el principio de las cosas, todo lo que Dios hizo, lo hizo pensando en el hombre, para que pudiera desarrollarse, pero éste se convirtió en un mal mayordomo, sembrando de forma inadecuada y ahora, después de miles de años vemos cómo estamos cosechando una tierra que ha sido dañada por una criatura tan pequeña.

Te preguntarás, ¿por qué se creó el día de la tierra?, y ligeramente pensarás que fue para resaltar su belleza, apreciar su diversidad o conmemorar todos los beneficios que nos ofrece, y sí, estos son unos de los motivos, pero ¿sabes de dónde nace esta celebración? La respuesta es la siguiente, la ONU en contestación a los eventos ocurridos el 22 de abril de 1970, cuando 20 millones de personas salieron a las calles de las principales ciudades de Estados Unidos protestando por el daño que la actividad humana le estaba causando al medio ambiente, eligió este día para honrar a nuestro planeta y más que honrar, hacer conciencia a la humanidad del daño que este le causa a la misma.

Hoy, vemos cómo todo se deteriora, debido a la mala administración del hombre, del regalo que Dios le dio. Todos los días deberían ser el Día de la Tierra, pero lamentablemente, el torbellino consumista que nos envuelve nos hace olvidar con demasiada facilidad problemas que comienzan a ser graves para el planeta como la sobrepoblación, la contaminación y el uso no responsable de los recursos naturales. Hoy no solo te invito a conmemorar el día de la tierra, sino que te exhorto a que hagas la diferencia. Si deseas que las siguientes generaciones disfruten de todo lo que tú has, estás y disfrutarás, enséñale a tu hijo, padre y madre de familia a ver con amor la obra de las manos de Dios, todo lo que vemos cuentan sus grandezas, por lo tanto, lo mejor que puedes hacer es mostrarle a tu hijo la necesidad de proteger el medio ambiente y conservar la biodiversidad.

Este incursionar tecnológico se ha logrado de una forma amigable, motivados a explorar cada uno de los recursos educativos y favoreciendo el desarrollo de competencias de nuestros estudiantes, quienes ahora se presentan ante la sociedad con un agregado de habilidades educativas tecnológicas. Hoy podemos estar seguros que, no solo estamos preparando a los estudiantes en las diferentes ciencias y artes sino, que están siendo capaces de adaptarse y manejar cómodamente herramientas como: blogs, foros virtuales, gamefication, entre otros términos que los han fortalecido en su formación académica.

Estamos a tiempo de un cambio de mentalidad y de hábitos que faciliten y mejoren la situación para las generaciones venideras. Cientos de ejemplos que conocemos, y que no siempre ponemos en práctica, tales como, reciclar, reducir y reutilizar, son claves para un mejor medio ambiente. Separar tu basura, reciclar el papel y comprar productos reciclados; son acciones que contribuyen en gran manera a hacer más sostenible y habitable el planeta. De hecho, la mejor herencia que podemos dejar a los jóvenes es un mundo habitable, porque la Tierra no pertenece a los humanos, sino que son estos los que pertenecen a la Tierra.

 

La tierra nos ofrece numerosos recursos, por eso es muy importante que la cuidemos y respetemos.

Miss Rocio.

QUÉ CALIDAD DE ESTUDIANTES Y DOCENTES

Licda. Elida Yessenia De León Torres

Directora General de Colegio Verbo Cobán

Cada año, previo a la Pandemia COVID-19, como docentes dentro de las responsabilidades académicas
preparábamos el ciclo escolar con las planificaciones que contenían cada uno de los momentos de clase,
las actividades académicas, las técnicas y las estrategias a realizar dentro del aula para lograr un
aprendizaje significativo con nuestros alumnos y así cumplir con cada una de las competencias propuestas
por el Ministerio de Educación y como propuesta institucional de mantener la calidad educativa durante el
ciclo escolar.

Esta Pandemia COVID-19 vino a desacomodarnos y trajo consigo importantes cambios a nivel personal, familiar, social y laboral. Como docentes, nos vimos en la necesidad de incursionar en la tecnología, aprender acerca de programas, aplicaciones y diferentes plataformas que, en algún momento nos dimos cuenta que estaban al alcance de nuestras manos y que era momento de desaprender y aplicar en clase, ahora en clases virtuales; si ya éramos creativos, esta vez tuvimos que desarrollar nuevas habilidades didácticas para responder (y de la mejor manera), a las necesidades que se presentaban y no detener el proceso educativo, al contrario para poder llevar la educación a casa de cada uno de los estudiantes.

Definitivamente, ante las circunstancias de salud presentadas a nivel mundial, la herramienta principal es la tecnología, como parte de innovación, a través de metodologías digitales fortaleciendo el aprendizaje de una manera diferente a la educación presencial vivida durante muchos años. Con la implementación de esta metodología digital se dio una transición en la tarea del docente, al enfrentarse a un gran desafío educativo digital, no solo por mantener la calidad educativa dentro de su salón de clase, mantener el interés de sus estudiantes en la clase virtual sino lograr un cambio de paradigma en la educación ahora tradicional presencial hacia una educación completamente virtual, incluyendo la importancia del cumplimiento de competencias e indicadores de logro que manifiesten la implementación de las Tacs en la educación.

Al inicio, el ambiente educativo se tornó difícil, toda la comunidad educativa debíamos aceptar que el estudio y trabajo continuaba, pero no debíamos salir de casa, que utilizaríamos herramientas tecnológicas y que debíamos aprender a manejarlas adecuadamente. Emocionante para muchos, frustrante para otros, cada uno estaba experimentando y venciendo las dificultades que se le presentaba en este cambio rotundo de enseñar, guiar y apoyar en un mundo virtual.

Un año después, estamos sorprendidos cómo la virtualidad y el aprendizaje han logrado hacer un “Clic”, mediante la digitalización de contenidos, el uso y manejo de plataformas digitales y la utilización de diferentes dispositivos para ver que la educación se recibe desde y hacia diferentes lugares en donde el estudiante se encuentre, la tecnología en este momento está para generar una gran revolución digital de forma constante, mediante la manera de acceder, adquirir información y poder trasmitirla sin límite alguno.

Este incursionar tecnológico se ha logrado de una forma amigable, motivados a explorar cada uno de los recursos educativos y favoreciendo el desarrollo de competencias de nuestros estudiantes, quienes ahora se presentan ante la sociedad con un agregado de habilidades educativas tecnológicas. Hoy podemos estar seguros que, no solo estamos preparando a los estudiantes en las diferentes ciencias y artes sino, que están siendo capaces de adaptarse y manejar cómodamente herramientas como: blogs, foros virtuales, gamefication, entre otros términos que los han fortalecido en su formación académica.

Pero no solo hemos ganado en esta área, como docentes hemos comprobado que la responsabilidad de cada estudiante ha ido en aumento, el estudiante ya no solo espera el toque del timbre y la dirección del maestro para iniciar las actividades académicas, porque previo a un día de clases, el estudiante ha aprendido a revisar agendas de trabajo, imprimir su material didáctico, tener a la mano el recurso y útiles de trabajo, que lo han hecho independiente y autodidacta. No es necesario llegar a la universidad para planificar, calendarizar y organizar las tareas académicas, el trabajo colaborativo se ha impulsado y la disciplina de estudio ha mejorado, e increíblemente los padres de familia se han involucrado más que antes en la educación de sus hijos, fortaleciendo los valores y los dones que cada uno de los estudiantes posee.

Los educadores nos hemos convertido en facilitadores gestionando el aprendizaje en todo momento y lugar. Los estudiantes ahora se mantienen conectados, pero ya no solo en redes sociales, sino que construyendo su propio aprendizaje.


Hoy podemos decir que el cambio educativo realizado, a raíz de esta pandemia, nos ha dejado estudiantes capaces de enfrentar un mundo globalizado en el que su aporte será de beneficio para los demás. Y nos ha demostrado que nuestros docentes son capaces de preparar a los estudiantes en los diferentes entornos que se les presenten porque aman su profesión, tienen visión y compromiso con la calidad educativa.

La vacuna está llegando a cada uno de los habitantes de nuestro país, pero nosotros ya estamos inyectados de un nuevo ánimo y compromiso con la educación no solo una educación presencial sino ahora una educación que se fortalece desde las aulas con la tecnología y el mundo virtual que nos rodea.


Él es el que muda los tiempos y las oportunidades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos. Daniel 2:21

 

Definitivamente podemos estar confiados que Él ha tenido y sigue teniendo el control.

Miss Yessenia.

Día del Trabajo

M. A. Mónica García de Hernández

Supervisora Académica Nacional

Desde muy pequeña mis padres me inculcaron todos los valores que actualmente practico pero un valor eje que tanto les agradezco que me hayan reforzado es el de la responsabilidad, mismo que se complementa con la perseverancia, el esfuerzo y la laboriosidad. Recuerdo claramente cuando me animaban a trabajar arduamente para conseguir aquello que tanta ilusión me generaba, especialmente cuando de un juguete se trataba.

 

Recuerdo a papá motivándome para dar el cien porciento en mis estudios y a mamá estimulándome para trabajar con esmero en las tareas domésticas que se me asignaban. 

Pero vaya que valía la pena cada esfuerzo, trabajo y sacrificio… ver a mis padres gratificados por alcanzar mis logros y metas, y porque no decirlo también por la agradable experiencia de ser premiada con aquel juguete deseado. Esas pequeñas cosas que de niña me
alegraban y más porque era producto de mi trabajo.

Sin duda alguna los valores que se nos inculcan en nuestra niñez son muy poderososos; el hogar representa el primer escenario en donde se nos enseña a través del ejemplo, la familia es donde aprendemos a resolver conflictos, a manifestar valores y a obedecer las normas. Qué compromiso tan grande de instruir a nuestros hijos en valores para que sean hombres y mujeres de bien. No nos cansemos de modelar esos valores que trascienden hacia nuestros mayores imitadores, ¡nuestros hijos! Especialmente el valor de la laboriosidad que tanto cuesta manifestar en momentos de estrés…

Esto me lleva a recordar cómo surge el Día Internacional de los Trabajadores, fecha constituida a partir del 01 de mayo de 1886 cuando se inició una huelga convocada por el mayor sindicato de Estados Unidos que tenía como objetivo que se reconociera un límite de 8 horas a la jornada laboral para evitar el sobrecansacio y estrés.

En Guatemala, el derecho al trabajo se consagró por primera vez en 1945 en la Constitución decretada por la Asamblea Nacional Constituyente bajo la primicia “el trabajo es un derecho del individuo y una obligación social”, más adelante en 1948 surgió la aprobación del Código de Trabajo como un derecho constituciona

Antes de finalizar estas líneas, aprovecho este espacio para invitarle a que hoy, que conmemoramos el Día del Trabajador, reflexione junto a su familia sobre la importancia del valor de la laboriosidad que nos permite alcanzar metas y disfrutar de la recompensa. Como dice la Palabra de Dios es Colosenses 3:23

“Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo, conscientes de que el Señor los recompensará con la herencia. Ustedes sirven a Cristo el Señor”.

Con aprecio,

Miss Monica.

Formando Generaciones

Lcda. Devia Girón Rodas de González

Directora General

 Colegio Verbo Valle

Parte de nuestra visión en el Colegio Verbo ha sido el traslado de la estafeta de excelencia académica e inteligencia emocional, basado en los Principios y Valores cristianos, porque sabemos que las generaciones en formación son nuestro presente.

 

El desarrollo de estos Principios y Valores inicia en el seno familiar, continúa en la comunidad de creyentes en Cristo y se solidifica en la institución educativa. Cual triángulo virtuoso, ésta dinámica se asemeja al triangulo de la vida que nos sugieren los organismos para la atención de desastres. El mejor lugar para preservar la vida e integridad es el triángulo de la vida. Así mismo, el mejor lugar para preservar una vida sana y fructífera para los seres humanos está en el fortalecimiento de la familia, la iglesia y el colegio, fundamentados sobre la Roca que es Cristo.

Siendo una profesional y madre, he contemplado ese fin y anhelo que cada padre desea para sus hijos, empoderados con capacidades y destrezas físicas, mentales y espirituales que los lleven al éxito constante, resilientes ante los cambios abruptos de nuestros tiempos y sus múltiples peligros.

Los Principios y Valores cristianos que nuestro amado Colegio Verbo modela y enseña a las nuevas generaciones son esas barandillas que resguarda un puente para quienes la transitan. Estas barandillas transmiten seguridad y confianza para cruzar un barranco. Éste es el que hacer de todos los días de nuestra institución cruzar barrancos de duda, desconocimiento, temor, falta de habilidades, y mucho más. Los Principios y Valores de Dios nos dan seguridad y confianza de continuar avanzando hasta llegar a la meta. Todo ello sazonado con el amor y profesionalismo de los docentes que acompañan a estas generaciones de vencedores.

En esas metas, hay puertas abiertas hacia un futuro de abundancia para quienes, con destreza, aplican la sabiduría de lo alto y las ciencias de la naturaleza para implementar con innovación y creatividad nuevas formas de solucionar y atender a las necesidades de la sociedad mundial.

No sobrevaloremos los Principios y Valores obtenidos en nuestro Colegio Verbo, ya que, ese corazón renovado en cada individuo será lo que impacte en otra vida, provocando una ola expansiva de bendición.

Agrádale al Señor Jesucristo y él te mostrará cosas grandes y ocultas que no has visto. En el Colegio Verbo lo creemos y avanzamos en esa dirección, porque el que lo dijo, también lo prometió: “Por el contrario, cuando me aman y cumplen mis mandamientos, les muestro mi amor por mil generaciones.”
Deuteronomio 5:10 NVI

Miss Devia.